Pida cita: 91 435 31 35 • 91 431 84 51 Calle Alcalá 78, 1ª Planta. 28009 Madrid

Nuestros servicios

Cirugía oral

Esta área de a odontología se encarga  del diagnóstico y tratamiento de las enfermedades de la boca como frenillos,  traumatismos, defectos de las piezas dentarias, quistes y tumores benignos que requieren de un tratamiento con técnicas  quirúrgicas y no solo con las otras  técnicas manuales de la odontológica.  Generalmente se realizan con anestesia local o troncular en el propio gabinete odontológico. Es el médico estomatólogo  y el  odontólogo los que a través de su aprendizaje saben abordar estas situaciones.

 

 

En CENTRO MÉDICO JANOS contamos con Médico Estomatólogo y especialistas en cirugía bucal e implantologíca.

 

 

Las enfermedades dentales que requieren de técnicas quirúrgicas son:

 

 

 

Las muelas de juicio o terceros molares se encuentran en una zona de difícil acceso para la higiene bucodental, además el tercer molar o muela del juicio no tiene importancia funcional,  por lo que su extracción está indicada en la mayoría de los pacientes. La extracción suele estar indicada por  la falta de espacio en la mandíbula para su correcta erupción, pudiendo producir dolor mandibular que se irradia hacía el oído y  daño en las piezas vecinas En otras ocasiones, al intentar erupcionar, provocan  apiñamientos dentarios. Muy frecuentemente estas piezas se encuentran incluidas en el espesor de los huesos maxilares, requieren por tanto de su extirpación, a fin de evitar posibles lesiones futuras de naturaleza infecciosa o quística.

 

 

 

Algunos pacientes tienen enfermedades sistémicas,  crónicas, están polimedicados, tiene fobias  y/o incluso tiene dificultades motrices que les impiden una buena colocación funcional en el gabinete del odontólogo. Esta situación requiere de un experto profesional en cirugía oral  que conozca todas las indicaciones y contraindicaciones, sus riesgos y la técnica  de abordaje adecuada para solucionar el problema en  este paciente  con  extracción  “compleja”.

 

 

 

Se trata de una cirugía de mediana complejidad que debe ser abordada correctamente  para evitar daño a las estructuras anatómicas vecinas y asegurar un buen resultado.

 

 

 

Se trata del trasplante de un germen dentario en evolución a una zona en donde se ha perdido una pieza dentaria. En general, se utilizan los terceros molares.

 

 

 

Cuando una caries no es tratada, las bacterias avanzan hacia la pulpa del diente (parte de la pieza del diente que se encuentra alojada en el hueso maxilar o mandibular), produciendo una inflamación conocida con el nombre de PULPITIS. Si esta pulpitis no es tratada mediante endodoncia (acuda a sección de endodoncia), las bacterias llegan al hueso y empiezan a destruirlo dando lugar a un tejido blando con inflamación crónica conocido con el nombre de  GRANULOMA PERIAPICAL.  Si no se trata a tiempo, este tejido blando se infecta dando lugar a un proceso agudo y doloroso conocido como ABSCESO PERIAPICAL. Esta bolsa de “pus” busca salida al exterior a través de una FÍSTULA  que hace en el propio hueso  y con punto de salida en una “bolsita tensa” que aparece en la encía próxima al diente afectado; en otras ocasiones no encuentra salida por el hueso  y se inflama dando lugar al “ temido”  FLEMON.

La extirpación de  los granulomas periapicales  es obligatoria para evitar el mayor compromiso del diente.

 

 

 

Hay niños con frenillos linguales o  bucales que les ocasiona  dificultades en la pronunciación de determinadas consonantes, malposiciones dentarias, o dificultad para la correcta posición de los dientes  y en estos casos con una adecuada valoración del odontólogo es necesaria una pequeña intervención. Estas cirugías son de muy corta duración, con anestesia local y solucionan problemas que podrían tener una mayor trascendencia en la edad adulta.

 

 

 

En ocasiones cuando no se infecta el granuloma periapical, este  sigue creciendo dando pocas molestias y destruyendo hueso, se agranda con contenido  líquido o mucoso  y se convierte en  QUISTE RADICULAR. Los quistes, por tanto, están relacionados generalmente con patologías infecciosas crónicas de los dientes o con restos incluidos. Se consideran lesiones benignas por la  naturaleza del tumor, pero por su crecimiento continuo y  por su localización en  el hueso mandibular o maxilar, hacen del quiste una patología que debe de ser extirpada quirúrgicamente  pues de lo contrario destruye  el hueso y los dientes próximos

Los quistes deben ser operados siempre.

 

 

CUIDADOS ANTES Y DESPUES DE LA CIRUGIA ORAL

 

En Centro Médico Janos tenemos un protocolo PRE Y POSTQUIRURGICO  para minimizar los riesgos y estamos  para ustedes durante todo el año, en horario abierto para atender las  urgencias.

 

Por favor, lea detenidamente los  siguientes CONSEJOS:

 

1. CUIDADOS DE SU BOCA. Durante las primeras 4 horas después de la cirugía, póngase una bolsa de hielo sobre el área afectada. No se cepille los dientes en las áreas intervenidas para no “arrancar el coagulo. Tampoco se  enjuague. Puede limpiar la lengua y el resto de la boca con una gasita humedecida con colutorio bucal.  Tras las 4 horas cepíllese normalmente evitando la zona intervenida.

 

2. SI TIENE MOLESTIAS SEPA que es natural sentir algo de dolor después de cualquier cirugía en la boca. Siga las pautas de medicación aconsejadas por su odontólogo, tanto los analgésicos como los antibióticos deben de seguir estrictamente la pauta dada por su odontólogo. Si persisten las molestias LLAMENOS.

 

3. SE LE HA INFLAMADO LA ZONA. Con  hielo bajara esa inflamación, pero a veces lo que se ha  producido es  un hematoma (colección de sangre)  que tardar 7 días en desaparecer.

 

4. MANCHA LA SALIVA CON SANGRE (PEQUEÑA  HEMORRAGÍA). Después de la cirugía es normal sangrar un poco. Evite escupir y toser porque esto alterará la cicatrización. Si persiste el sangrado, doble una gasa y colóquela en la zona haciendo presión durante 30 minutos. No abra la boca ni hable. Si transcurridos 1 hora continúa sangrando,  LLAMENOS.

 

5. QUE DEBE DE COMER. En el  mismo día de la cirugía se recomienda que durante las siguientes 4 horas tomen líquidos fríos, a pequeños sorbos. Después  de las 4 horas puede tomar batidos o helados si no los tiene contraindicados  y continuar solamente  con alimentos muy  blandos. Después del primer día, manténgase en una dieta blanda.

 

6. COMO DEBE DORMIR. Durante la primera noche después de la cirugía, deberá colocar dos almohadas para dormir, en postura casi semisentada,  teniendo la cabeza más alta que los pies y de esta manera, evitará en gran parte la inflamación de la zona quirúrgica.

 

7. TIENE CONTRAINDICADO. Fumar puesto que el humo irrita los tejidos operados y retarda la cicatrización.

 

8. CUENTE CON NOSOTROS. Al haber acudido a nuestro Centro, no solo ha sido tratado por profesionales capacitados, si no que le hemos  puesto a su disposición un amplio equipo humano y durante un dilatado horario de atención directa, le hemos dado SEGURIDAD .